Los antioxidantes son componentes que están en los alimentos que consumimos, como en el cuerpo de una persona y su función es disminuir el daño causado por la oxidación en presencia de oxígeno es decir, por los radicales libres.

La incorporación de vitaminas y de alimentos ricos en antioxidantes en la dieta de una persona es de gran importancia ya que estos aportan muchos beneficios para la salud, protegen la piel del envejecimiento e incluso ayudan a la prevención de enfermedades.

Función de los antioxidantes en el cuerpo

Cuando llegan los radicales libres al cuerpo, el organismo procura equilibrarse y contrarrestar sus efectos con el fin de evitar el daño o la lesión en los tejidos. Es decir que los antioxidantes compensan la acción que pueden tener los radicales libres, responsables de algunas enfermedades y retrasan el envejecimiento y destrucción celular.

Alimentos y vitaminas ricas en antioxidantes:

  • Vitamina C. Esta vitamina retrasa el envejecimiento y refuerza las defensas del cuerpo (sistema inmune). Se encuentra principalmente en las frutas cítricas como: naranja, limón,  kiwi, pera o  fresa. También puede encontrarse en vegetales u hortalizas tales como la lechuga, tomate, repollo o brócoli (sobre todo en verduras de hoja verde).
  • Vitamina E. Energía cuya función recae en el retraso del envejecimiento celular causado por la oxidación. En gran parte se encuentra en alimentos con aceites vegetales como la soja, el coco, el cacahuete, el chocolate y en diferentes alimentos integrales. Por otra parte y al igual que la vitamina C se encuentra sobre todo en verduras de hoja verde.
  • Betacaroteno. Imprescindible para tener una buena salud. Combina los efectos de las 2 vitaminas anteriores lo que significa que también reduce el efecto de los radicales libres sobre el organismo. Esta puede encontrarse en frutas y verduras tales como naranjas, maracuyá, zanahorias o calabaza.
  • También poseen propiedades antioxidantes los alimentos ricos en Selenio: estos engloban a todos los cereales y sus derivados como por ejemplo el arroz, todo tipo de pasta, el pan integral, la avena o los frutos secos. De entre las verduras con selenio están la zanahoria, la cebolla, el pimiento o la batata cocida. Todo tipo de lácteos y derivados. Carnes y embutidos como el pollo, la salchicha, el salchichón o el cordero. Marisco y pescado como el bacalao, el lenguado, las ostras o las gambas.

Algo a destacar es la importancia de incluir estos alimentos y vitaminas en una dieta diaria para mantener bajo control el efecto de los radicales libres y prevenir enfermedades.

La importancia de los antioxidantes en nuestra salud

Leave a Reply

css.php